Patrimonio Natural

Los Humedales de Tongoy son joyas ecológicas que contribuyen a la biodiversidad, constituyen una ruta patrimonial y destacan en el paisaje de la localidad.

Son 4 los humedales existentes en esta localidad, Estero de Tongoy, humedal Salinas Chico, humedal Los Litres o Salinas Grande y humedal quebrada Pachingo, este último el más grande, de 68,6 Há. Estos se encuentran catalogados como masas de agua continentales de tipo ribereños y de carácter temporal e irregular, esto último porque se encuentran modelados por la dinámica de las dunas, que  está influenciada por las mareas y/o el régimen de lluvias. 

La belleza de estos humedales, considerados un Santuario de la Naturaleza, según Decreto N°2/05 de Enero de 2018 del Ministerio del Medio Ambiente y parte de una Ruta que contiene 12 hitos patrimoniales, según el Ministerio de Bienes Nacionales,  permite un recorrido en una distancia de 11, 5 km, considerado de nivel de dificultad moderado, realizar actividades de ciclismo, observación de aves y senderismo. Mediante monitores que permiten recorridos guiados a través de 3 tramos, se puede iniciar la visita a un primer mirador donde es posible contemplar la belleza de estos ambientes, para terminar el viaje después de haber observado hasta más de un centenar de especies de aves.

Humedales Protegidos:

Los humedales se encuentran protegidos. Estos ecosistemas son un tesoro biológico que sustenta una rica biodiversidad de flora y fauna y en ocasiones también de vida marina, ya que su cercanía con la playa permite que se integren frecuentemente. Un paseo por estos humedales revela la conexión única entre la tierra y el océano.

Conservación y Respeto Ambiental:

Tongoy valora su patrimonio natural y trabaja activamente en la conservación de sus recursos. Iniciativas locales promueven prácticas sostenibles para preservar la belleza única de este rincón chileno. Si visitas no produzcas ruido y no dejes residuos, trata de no llevar mascotas y si debes hacerlo, mantenlos siempre amarrados. Sé respetuoso y contribuye a dejar este patrimonio intacto para que tus hijos y nietos puedan disfrutarlo.

Fauna y Flora Únicas:

La zona cuenta con una rica biodiversidad. Desde las conocidas Taguas, Patos y Garzas de varias especies, así como el majestuoso Cisne de Coscorova, que son habitantes permanentes de estos cuerpos de agua, hasta diversas aves migratorias que encuentran refugio en los humedales durante su paso por este lugar, tales como corredores playeros, Pilpilenes que anuncian la calidad ambiental de este ambiente, hasta Flamencos que en ocasiones se han reportado. Junto a esto una muy llamativa flora adaptada al clima semidesértico. Tongoy es un paraíso para amantes de la naturaleza.

Conservación y Respeto Ambiental:

Los humedales de Tongoy, reconocidos y protegidos, son el hábitat que recibe más de 130 especies de aves a lo largo del año. Desde aves migratorias que encuentran refugio en sus aguas hasta especies locales que anidan en la vegetación circundante, estos humedales son un paraíso ornitológico.

El estero Tongoy, que desemboca directamente en la Playa Socos, es otra atracción para baño seguro de cientos de niños en epoca estival y para la pesca deportiva durante todo el año. La combinación de agua dulce y salada crea un ecosistema acuático único, proporcionando condiciones ideales para aves, que nos sirven como indicadores biógicos que dan luces respecto del estado de salud de estos ecosistemas.

Los Humedales en general, están reconocidos a nivel mundial como sitios de importancia ecológica y su conservación es esencial para todos.